Sies Salud

¿Cuándo es bueno visitar al psicólogo?

Visitar el psicólogo es una solución práctica para apoyar a las personas en la toma de decisiones o en situaciones de crisis.

Asistir a este tipo de terapias es recomendable cuando existe un problema que supera las fuerzas que tienes en determinado momento para solucionarlo, que te impide vivir y experimentar bienestar y que por lo tanto te ocasiona malestar, preocupación y dolor.

 

¿Cuándo existe un problema psicológico?

Se evidencia cuando hay una discrepancia entre lo que haces y lo que quisieras estar haciendo, o entre los resultados que obtienes (conductual y emocionalmente) y los resultados que quisieras tener. Es por esta razón que puedes necesitar ayuda, es una manera práctica y asertiva para buscar la mejor solución.

¿No sabes como notar una discrepancia?

Si sientes malestar, inconformidad, preocupación o sufrimiento, es ahí donde se evidencia una discrepancia.

En ocasiones existen resistencias inconscientes que bloquean lo que nos proponemos. Es por esto que resulta difícil lograr un cambio, aunque nos lo propongamos.

¿Cómo saber si necesitas ayuda psicológica de un profesional?

1) Has sufrido un trauma en el pasado y no puedes dejar de pensar en ello:

El dolor de una muerte de un ser querido y la pérdida de trabajo, pueden ser razón suficiente para buscar apoyo psicológico. En ocasiones pensamos que este malestar de duelo se va a ir solo progresivamente, y sin embargo no siempre es así.

El duelo por una pérdida puede ocasionar daños futuros si no es bien asimilado, puede llevar a aislarse de amigos y seres queridos. Si te das cuenta de que no te estás involucrando en las actividades diarias de tu vida o los demás se percatan que te distancias, es recomendable que hablas con un profesional que te ayude a asimilar adecuadamente lo que te está afectando.

2) Sufres de dolores recurrentes de cabeza, estómago, o bajas defensas que no tienen explicación médica:

Los problemas emocionales tienden a manifestarse en nuestros cuerpos. El estrés o el malestar emocional, por ejemplo, puede presentarse de muchas formas en nuestra relación con la comida, en dolores crónicos de estómago y cabeza, resfríos frecuentes y/o disminución del apetito sexual.

3) Te sientes desconectado de actividades que antes disfrutabas:

Si ya no disfrutas ver a tus amigos o seres queridos, o ir a tus lugares favoritos, puede ser una señal que algo anda mal. Si sientes una desilusión generalizada, y tienes la sensación de que no tiene sentido hacer ya las cosas, o te sientes infeliz, ir con un psicólogo puede ayudarte a volver a conectarte con tus emociones y a volver a andar tu camino.

4) Tus relaciones están dañadas:

Si sientes descontento en tus relaciones con tus seres queridos, ya sea tu pareja, tus hijos, hermanos o padres, o bien ya no te sientes a gusto en tu grupo de amigos y tienes dificultades para comunicar como realmente te sientes, es probable que necesites ayuda psicológica.

Ya sea de forma individual, o incluso de pareja o familiar. Muchas veces solo tú eres consciente de este descontento, y los demás pueden percibirlo como una simple actitud diferente hacia ellos. Por eso es importante que prestes atención a estos signos.

5) Tus amigos te han dicho que están preocupados por ti:

A veces simplemente ignoramos los signos más obvios en nuestras vidas. El comentario de un buen amigo o de nuestra esposa, y la recomendación de buscar ayuda.

Pudo haber sido un amigo que se acercara y dijera por aparte “¿Oye, te sientes bien? Me he percatado de que has tenido problemas últimamente, tal vez deberías hablar con alguien”. O tu pareja la que te dijo: “Mira, necesitas ayuda. No has estado bien de humor últimamente.

6) Usas alguna sustancia adictiva para lidiar con tus problemas:

Si has bebido o utilizado drogas frecuentemente o en mayor cantidad, incluso pensado en utilizarlas, o has tenido cambios de apetito notables, tanto el deseo de comer excesivamente como la falta de apetito, estos pueden ser signos de que quieres hacer desaparecer emociones o impulsos que es necesario atender.

7) Sientes malestar en tu vida diaria:

Si sientes que un problema genera disfuncionalidad en tu vida diaria, ya sea en el trabajo, en casa, en la universidad o en otro lugar, es una señal que te beneficiaría ir al psicólogo. Tal vez tu concentración está dispersa, tu entusiasmo y empuje para lograr cosas ha desaparecido. Tal vez evitas la interacción con tus compañeros de clase o de trabajo o simplemente tal vez te sientes abrumado en general. Si este malestar persiste por semanas es una clara señal de que es tiempo de buscar ayuda.

8) Nada de lo que hayas hecho parece haber ayudado:

A veces nuestras habilidades para afrontar dificultades no son suficiente. Simplemente dejan de funcionar o se hacen menos efectivas que en el pasado. Si has intentado varias cosas para salir adelante, como hablar con un amigo, ir al GYM, realizar técnicas de auto-ayuda, y no has conseguido mayor diferencia, esta es una señal de que es momento de hablar con un terapeuta.

Beneficios de asistir al psicólogo

La terapia psicológica individual, de pareja o familiar es muy útil y beneficiosa. Te ayuda aumentar tu potencial y hacer de la vida una experiencia mejor.

 

  1. Enriquece y mejora tu relación de pareja.
  2. Ayuda a mejorar la relación padres e hijos.
  3. Mejora tu rendimiento laboral.
  4. Profundizas en tus metas y en el sentido de tu vida.
  5. Mejora tu disciplina.
  6. Ayuda a dejar atrás el pasado y a perdonar.
  7. Mejora tu capacidad de expresar emociones.

Como te das cuenta visitar el psicólogo es una gran práctica para ordenar tu mente y mejorar tu bienestar físico, social y mental.

Existen diferentes situaciones, problemas y acontecimientos que te pueden obstruir, frenar o afectar con el buen desarrollo de tu vida diaria e incluso afectar a quienes te rodean, por eso te brindamos ejemplos claros con lo que te puedes identificar y ver los beneficios que te traerá aceptar la ayuda de un profesional.

En Sies Salud Cuidamos y Valoramos tu Bienestar